Uno de los ejes más importantes para la seguridad personal de la información es conocer que datos estamos transfiriendo con cada acción que realizamos en esta era digital, numero de teléfono, numero de identificación, fecha de nacimiento, ubicación de domicilio, transacciones empresarial, etc; estos datos en todo tiempo los estamos exponiendo en espacios digitales y fácilmente pueden ser encontrados y usados no siempre para buenos fines.

«En un clic pueden transferirse unos cuantos documentos y en ellos pueden estar decenas o centenas de datos personales o miles o millones de datos personales de toda índole.»

Ver articulo completo

Hoy es necesario comprender que la cotidianidad, las organizaciones, el mercado y el Estado funcionan a partir de datos personales de usuarios, proveedores, clientes, deudores, acreedores, potenciales inversionistas y toda esta información confidencial debe resguardarse en bases de datos conforme a unas medidas de seguridad adecuada.